El Ultrasonido Selectivo o liposucción,  es ideal para combatir la grasa localizada y celulitis.

Es una técnica no-invasiva y ambulatoria, que logra resultados altamente satisfactorios desde las primeras sesiones.

La tecnología de ultrasonidos de baja frecuencia permite tratar de forma selectiva las células grasas produciendo su rotura sin dañar los tejidos de alrededor, mediante un fenómeno físico basado en la generación controlada y repetida de micro burbujas de vacío en el interior de un líquido fisiológico. Esto provoca una auto implosión y reducción de las células adiposas, transformando la grasa en una sustancia líquida que luego será eliminada a través de la orina.

Para realizar este procedimiento es imprescindible estar sano y que el tratamiento  esté coordinado por médicos. De ser necesario puede combinarse con radiofrecuencia a fin de tensar la piel tratada.

Así el Ultrasonido Selectivo determina la destrucción selectiva e incruenta de la célula adiposa, estableciendo un tratamiento permanente de lipodistrofias o grasas localizadas.

Los resultados son altamente satisfactorios desde las primeras sesiones.

No produce inflamación ni alteración de los tejidos circundantes, por lo que no se realiza reposo post tratamiento.

El Ultrasonido Selectivo es  muy apropiado para el abdomen, cara interna de muslos, silla de montar, rodillas, brazos y espalda.

Se aplica sobre la piel, donde previamente se coloca un gel conductor.

No es doloroso (sólo se siente calor en la zona tratada).

No tiene ningún efecto secundario.

Consultanos por tu caso, mediante una entrevista sin costo.