La limpieza de cutis es un procedimiento que no es agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los famosos “puntos negros o barritos” (en dermatología denominados “comedones”) y los microquistes que se van acumulando con el tiempo.

Las glándulas sebáceas producen una sustancia grasosa llamada sebo, que se vacía en la superficie de la piel a través de los orificios de los denominados “folículos polisebáceos”. Muchas veces este sebo junto con bacterias y células taponan el orificio de desembocadura de la piel, se van acumulando en los poros y forman los comedones o barritos.

El color oscuro del barrito no tiene que ver con la falta de higiene, es consecuencia del depósito de un pigmento (la melanina).

Si los barritos se inflaman, se convierten en granos; por eso es importante extraerlos.

Sin embargo, la extracción debe realizarla un profesional, ya que la presión con las uñas puede producir la rotura del folículo, lo que puede generar a su vez inflamación y en algunos casos una cicatriz.

En Privilege ofrecemos dos clases de tratamientos para la limpieza de cutis.

Un tratamiento específico, cuya duración es de 1 hora.

Los mismas se indican según las necesidades del paciente. Si este se ha realizado una limpieza en un tiempo menor de tres meses y no es necesario en su caso trabajar con extracciones, es recommendable la sesión de 1 hora.

Por el contrario, si hace mas tiempo que no se realiza una limpieza o precisa la extracción de puntos negros o quistes, el tiempo necesario se calcula el doble.






Hacé tu consulta

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Consulta

Ingrese el código de seguridad
captcha

Desea recibir noticias y promociones de nuestros productos